Albóndigas en Salsa ¡Una receta muy tradicional!
albondigas en salsa

Albóndigas en Salsa



Las albóndigas en salsa siempre y en toda circunstancia me han recordado a mis tiempos de pequeño, las recetas fáciles y de casa de mi madre. Una de esas comidas que triunfan cuando eres pequeño y que le solicitas a tu madre día sí y día asimismo. Esta receta de albóndigas a la cazuela o bien en salsa es la que me enseño mi abuela Marta, que está tal cuál, sin alteraciones, es perfecta de esta manera.



Con lo que el día de hoy cocinaremos unas albóndigas de carne picada en una salsa de verduras, de las cositas que daba el huerto y un tanto de vino blanco de casa, mas en el que podéis emplear un buen vino blanco, el que más os guste.

Además de esto siempre y en todo momento es buen entretenimiento que precisa de algo de maña mas comerlas es más entretenido y, sobre todo, más sabroso. En las recetas de albóndigas hay dos tipos que prácticamente todo el planeta ha probado, las albóndigas con tomate y estas albóndigas en salsa. Para estas albóndigas de carne siempre y en todo momento me agrada entremezclar carne al cincuenta por ciento , carne de cerdo y de vacuno (ternera). Asimismo estarían increíbles con albóndigas con pollo y o solo cerdo.

 

 

Video receta de YouTube

 

Os dejo este video de las albóndigas en salsa de tomate de Rocio. Con esta comida casera sin mucha complicación, una forma de comer carne y verdura de forma sana y buenísima, es un plato único que queda de mucho lujo. Los más peques y no tan peques les encantará, y si estas verduras no te agradan vas a poder mudarlas por las de tu elección, espero que os animéis con ellas.

 

 

Ingredientes

 

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para cocinar estas albóndigas en salsa. Perfecto para estas recetas de carne.

 

  • Para las albóndigas: 750 g. de carne picada (cerdo, ternera o mixta)
  • 2 huevos medianos
  • 150 g. de pan de molde sin corteza
  • 5 cucharadas de leche entera
  • 1 cucharada de perejil fresco picado y un poco más para espolvorear
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Sal, nuez moscada y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Harina para rebozar las albóndigas
  • Para la salsa: 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1/2 pimiento rojo
  • 100 g. de guisantes
  • 400 g. de patatas
  • 2 dientes de ajo
  • 125 ml de vino blanco
  • 1/2 l de caldo de pollo y agua (si fuese necesario)
  • Unas hebras de azafrán
  • 1 hoja de laurel
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Aceite de oliva virgen extra suave (fritura albóndigas y para la salsa)

 

Elaboración: ¿Cómo hacer albóndigas en salsa?

 

Estos son los pasos que tienes que seguir para aprender cómo hacer las albóndigas en salsa paso a paso:

 

  1. Comenzamos aderezando y preparando la carne para realizar las albóndigas en salsa. La ponemos en un bol condimentamos de sal, ajo en polvo y pizca de pimienta. Agregamos asimismo la miga de de pan anteriormente remojadas en leche y bien escurrida, comenzaremos a entremezclar con las manos a fin de que quede todo bien integrado. Ahora le añadiremos un huevo pequeño batido (si vemos que con la mitad es suficiente puesto que no hace falta ponerlo entero). Acabamos de amasar, dejando que la carne quede compacta para hacer las bolas.
  2. Una vez tenemos la masa de carne, con las manos se hacen las bolas del tamaño deseado, pasamos por pan rallado (o bien harina conforme el gusto). Preparamos una sartén con rebosante aceite y las freímos a no más de 160º (fuego medio) en conjuntos de cinco o seis a fin de que se hagan bien. Una vez bien doraditas las ponemos en una fuente.
  3. En una olla baja de hierro derretido (tipo arrocera), echamos un fondo de aceite y empezamos a rehogar la cebolla picada muy menudita a fuego medio. Cuando las vemos que están trasparentes, agregamos los ajos picados. Proseguimos con las hojas de lauro, la sal y la pimienta y removemos dejando que rehogue hasta el momento en que la cebolla aparece dorada. Seguidamente agregamos el vino y dejamos un minuto hasta el momento en que se evapore el alcohol sin dejar de remover, dos minutos después añadimos los guisantes y volvemos a remover.
  4. Dejamos rehogar unos minutos y ya vamos a poder volcar nuestras albóndigas, mareamos un tanto más ya antes de agregarle el caldo que deberá cubrir 2/3 de exactamente las mismas. Corregimos de sal si fuera preciso y ponemos a fuego fuerte hasta el momento en que empiece a hervir. Seguidamente bajamos el fuego, tapamos la olla se deja cocer suavemente unos diez-quince minutos hasta el momento en que se consuma un tanto el caldo y la salsa espese. Mmmmm prácticamente puedo olerlas!
  5. Ya vamos a tener listas nuestras albóndigas en salsa, espero que os agraden. A la mesa y a gozar.

 

albóndigas en salsa

 

Más recetas alternativas

 

Os damos más ideas de albóndigas en salsa por si queréis animaros a hacer otro tipo de recetas:

 

Albóndigas en salsa de tomate

 

  1. Comienza preparando la salsa. Pela los ajos y la cebolla y pícalos en cuadraditos pequeños.
  2. En un caldero agrega cuatro o bien cinco cucharadas de aceite, rehoga primero los ajos, hasta el momento en que comiencen a mudar de color. De forma inmediata agrega la cebolla, un pellizco de sal y deja que se poche a fuego suave a lo largo de unos diez min aprox.
  3. Vierte el tomate triturado, el orégano y sal al gusto, remueve, tapa el caldero y deja que se haga a fuego suave, removiendo algunas veces a fin de que no se pegue, mínimo treinta min.
  4. Mientras que se hace la salsa prepara las albóndigas. En una picadora si tienes, y si no a mano pica los ajos pelados y las hojas de perejil, todo muy pequeño.
  5. Pon la carne en un bol, agrega los ajos y el perejil picados, el huevo, el pan rallado y condimenta al gusto con sal y pimienta negra.
  6. Mezcla bien todos y cada uno de los ingredientes, puedes hacerlo con las manos.
  7. Forma bolas con la masa, del tamaño que prefieras, me agrada hacerlas pequeñas, algo más grandes que una nuez, y las vas poniendo en un plato.
  8. Pon un tanto de harina en un cuenco y pasa sutilmente las albóndigas por la harina, sacúdelas un poco a fin de que no queden demasiado rebozadas de harina.
  9. En una sartén pon a calentar un tanto de aceite y vas friendo las albóndigas, dándoles vuelta a fin de que queden bien doradas por doquier. Ponlas sobre papel absorbente y reserva.
  10. Cuando la salsa de tomate esté lista, introduce en el caldero las albóndigas, agrega el vino, corrige de sal, remueve de manera cuidadosa y deja que se cocine todo junto unos veinte min más.

 

Albóndigas en salsa española

 

  1. Prepara un sofrito con media cebolla, medio diente de ajo y un tomate. Te invito a desmenuzarlo, como explico en el link, si bien asimismo puedes hacerlo con las verduras cortadas finísimas. Lo esencial es que lo cocines lento, sin prisa. Debe quedar obscuro.
  2. Mezcla la carne con las yemas, el sofrito, el pan rallado, la miga mojada en leche, pimienta molida al gusto y unas pizas de sal.
  3. “Amasa” la mezcla hasta el momento en que todos y cada uno de los ingredientes queden integrados. Prepara bolas de tamaño medio (unos cuatro centímetros).
  4. Pasa las bolas por harina y fríelas en una olla ancha con 2 dedos de aceite. Reserva.
    Albóndigas rebozadas de harina ya antes de freir.
  5. Si ha quedado demasiado aceite en la olla retira una parte, con que cubra la base va a ser suficiente. Comenzamos con la salsa de España. Corta la cebolla, el pimiento, la zanahoria y el puerro lo más fino que puedas. Rehoga a fuego lento con unas pizcas de sal.
  6. Pon un tanto de agua en un cazo y cuece el pimiento choricero a lo largo de un minuto. Retira la carne con un cuchillo y échala a la cazuela.
  7. Añade un chorrito de vino blanco. Deja que evapore el alcohol.
  8. Reserva un vaso grande de caldo. Agrega el resto poquito a poco, cada diez o bien quince minutos, removiendo en ocasiones. En 1 hora lograrás una suerte de compota obscura con sabor profundo. La base de nuestra salsa.
  9. Echa la mitad del caldo que has reservado y desmenuza. Agrega el retro de forma progresiva, hasta lograr una salsa con textura media, ni densísima ni ligerísima. Ajusta de sal. De forma opcional puedes pasarla por un chino, va a quedar más fina.
  10. Pon las albóndigas en la cazuela con la salsa, tápalas y deja que se cocinen a lo largo de cinco minutos desde el instante en que empiecen a hervir

 

Albóndigas en salsa verde fácil

 

  1. Preparamos la mezcla de las albóndigas: En un plato, ponemos la leche, la rebanada de pan y aguardamos a que se ablande. Después, lo agregamos en un bol, así como la carne picada, el huevo, la cucharadita de pimentón y unas pizcas de sal y de pimienta. Agregamos asimismo el jamón, dos dientes de ajo y dos cucharadas del perejil fresco, todo bien picado. Mezclamos todo hasta conseguir una masa homogénea.
  2. Damos forma a la carne, la enharinamos y la freímos: Hecho esto, cogemos un tanto de esta masa y le damos forma de pelota. Repetimos esto hasta agotar toda la masa y pasamos las albóndigas por harina. Que cubra su superficie. Las freímos por tandas, en una sartén o bien freidora con rebosante aceite caliente. Cuando estén doradas por sus partes, las sacamos del aceite y las reservamos en un plato.
  3. Ahora, preparamos la salsa de nuestras albóndigas en salsa verde: En una sartén, ponemos un chorrete de aceite y lo calentamos a fuego medio. Cuando esté caliente, agregamos la cebolla y los otros dos dientes de ajo, todo ello bien picado. Dejamos que se cocinen a lo largo de diez minutos, removiendo con determinada frecuencia. Cuando la cebolla se dore, agregamos la harina y removemos. Pasado un minuto, agregamos el vino blanco, y dejamos que el alcohol se evapore a lo largo de unos dos minutos.
  4. Terminamos de hacerlas, y bañamos las albóndigas en la salsa verde: Ahora lo mezclamos todo y agregamos el caldo. Volvemos a entremezclar a fin de que se integre, aguardamos a que se caliente nuevamente y agregamos las albóndigas y el resto del perejil bien picado. Lo tapamos y dejamos que se cocine todo a lo largo de otros diez-quince minutos. Removemos en ocasiones, moviendo la sartén y las bañamos en la salsa. Pasado este tiempo, retiramos la sartén del fuego y las servimos.

 

 Consejos finales

 

En el proceso de realizar la base de la carne. Si vieses que no has escurrido bien el pan que has remojado en leche y que la mezcla no te queda bien ligada es por el hecho de que hay humedad de más. Puedes agregar un tanto de pan rallado para dejarla compacta, unida mas jugosa. Jamás debe quedar seca, sino más bien en lugar de pelotas de carne vas a tener piedras. A fin de que las albóndigas en salsa queden más suaves y jugosas añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra a la mezcla de la carne. En qué momento prepares las albóndigas no debes acumularlas unas sobre las otras, cada una va a tener su espacio. De lo contrario, se te terminarán pegando unas con las otras y van a perder su forma y su encanto.

Si te han gustado estas recetas y quieres seguir leyendo más, te dejo algunas ideas de más carnes en salsas, y también de unos filetes rusos en salsa, os encantarán.


Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.