Comidas Italianas



En el post de hoy vamos a prender las comidas italianas más famosas y ricas que existen. Las comidas habituales italianas son asimismo populares en otras unas partes del planeta, donde se comen prácticamente como platillos autóctonos, como es el caso de la lasaña, la pizza y el spaghettis a la carbonara. Cómo siempre son recetas de cocina fáciles y caseras.



 

Las Comidas Italianas más ricas de Italia

 

Las comidas más famosas de Italia a continuación, esperamos que os gusten. Para leer más menús semanales te los dejamos por aquí.

 

Lasaña

 

La lasaña no es solo una de las comidas habituales en Italia, asimismo un símbolo de la gastronomía mundial.

Lasaña significa, “plato”, y procede del heleno, “lasagnum”, que empleaban la palabra para referirse a el alimento que se serviría en un plato singular, bien sea más pequeño o bien de material diferente a lo habituado, como cazuelas o bien tazones.

Si bien se piensa que el origen del platillo está entre Londres y también Italia, muchos registros apuntan a que los romanos lo heredaron de los helenos y lo alteraron a como se conoce el día de hoy.

La lasaña se prepara con láminas de pastas cuadradas crudas o bien precocidas, que se ponen en capas una sobre otra y entre aquéllas que se añade carne molida de vacuno condimentada y cocida.

Sobre las camas de carne entre capas se agrega queso mozzarella rallado y salsa besamel, para dar sabor y compactar mejor.

Una lasaña es una comida italiana que se acompaña con pan de pueblo o bien mejor todavía, una ensalada césar tradicional o bien de berros.

Se conocen muchas versiones de lasaña, unas con atún y queso, otras a base pollo, aun, vegetarianas.

 

Risotto allá milanese

 

El risotto allá milanese o bien lo que sería en español, un arroz a la milanesa, es una de las comidas habituales en la comida italiana de Italia, icono en Milán, Verona, Piamonte y Lombardía.

Sus ingredientes primordiales son el arroz y el toque de queso parmesano.

Su textura mantecosa conjuntada con el sabor del queso hace de este plato una experiencia culinaria incomparable.

Otros ingredientes clave para su preparación son las espinacas, los mariscos, setas y otros quesos. Asimismo el ajo y la cebolla fina entre aceite de oliva, el azafrán para dar color y como toque singular, un chorrito de vino blanco.

Se sirve tanto como plato primordial o bien una guarnición completísima con una carne de ternera (especialidad en la localidad de Lombardía), pollo o bien vegetales como calabazas o bien espinacas.

Entre sus variaciones, se le prepara con verduras estilo vegetariano.

La cocina de España lo adoptó entre sus platillos preferidos mas con modificaciones, al incluir queso de oveja humado (risotto de boletus) o bien añadiendo nueces, gorgonzola o bien otros.

 

Carpacho

 

El carpacho es una de las comidas habituales al norte de Italia. Consiste en carne o bien pescado crudo cortado en láminas finas que se maceran con aceite de oliva y jugo de limón o bien vinagre y se acompaña con sal y queso parmesano.

Se come a veces singulares como plato primordial, si bien asimismo como entrante.

La carne más utilizada es la de ternera y en lo que se refiere a pescados, el salmón.

El carpacho se acompaña con finas rodajas de cebolla, hojas frescas de albaca o bien de rúcula y una pisca de pimienta negra.

Si bien no se tiene certidumbre de su origen, se piensa que el platillo procede de Venecia. Sus variaciones son de atún, pulpo, gambas y de vegetales como el calabacín y tomate.

 

Sopa de minestrone

 

La de minestrone no es más que una sustanciosa sopa de verduras con un tanto de pasta o bien sémola de arroz, que se come caliente y compacta como plato primordial. Se considera una comida con alto valor nutricional por la pluralidad de verduras y vegetales.

La lista de ingredientes está compuesta por zanahorias y papas cortadas en dados, judías, guisantes, apio, ajo, calabacín y tomate aderezado con pimienta, albaca fresca y sal.

En ciertas variaciones se cocina añadiendo panceta, pollo, carne o bien pedazos de tocino o bien jamón.

Al norte de Italia se logra con arroz y queso parmesano, al tiempo que al sur le añaden ajo y tomate. En la Toscana incorporan alubias.

 

Pizza

 

Se piensa que la pizza procede del pan, puesto que en la Roma vieja se hacía redondo y cortado en porciones cónicas, al que le añadían una salsa a base de tomates con virutas de queso mozzarella desperdigado por encima.

Esta combinación fue la primera versión de pizza existente y es la que se conoce como pizza Margarita, un símbolo gastronómico de la urbe de Nápoles de la comida italiana.

Se prepara desde una masa hecha a base de harina de trigo, que al amasarla se aplasta y estira en forma circular y a la que se le extiende salsa de tomate y queso mozzarella para entonces cocinar en horno a leña.

Con la pizza Margarita como base y punto de inicio, brotó una pluralidad de estilos de pizzas de muchos sabores.

Como ingredientes se pueden seleccionar entre verduras, vegetales, carnes, pescados, mariscos y/o frutas. La inventiva no tiene límite.

Los estilos más frecuentes de pizza son la 4 estaciones, la 4 quesos, la vegetariana, la funghi (hongos), la de peperoni y la hawaiana.

 

comidas italianas

 

Ensalada capresse

 

Una de las ensaladas más habituales es la capresse o bien capresa, nombre de donde procede, la zona de Capri. Es colorida, fresca y de un sabroso sabor y textura.

Sus ingredientes originales son el tomate cortado en rodajas, el queso mozzarella en bolas, hojas frescas de albaca, un chorrito de aceite de oliva y sal.

Es un plato de vegetales frescos que se sirve como entrada, temtempié o bien pasaboca, ideal para días de verano.

Entre sus variaciones está agregar vinagre balsámico y añadir orégano sobre los tomates.

Una intervención más directa de la receta es incorporar juntos o bien solo ciertos de estos ingredientes: lechuga, rúcula, cebolla, palta y una salsa pesto de albaca. Sin duda una de mis comida italianas favoritas.

 

Ossobuco

 

El ossobuco es un plato tradicional de Milán a base de carne de ternera sin deshuesar, preparado en modo de estofado de jarrete.

El asimismo conocido como jarrete de ternera o bien como ossobuco a la milanesa, se cocina guisando la carne con tomate, cebolla y zanahoria; se aliña con ajo, romero, lauro, pimienta y sal. El toque final es un tanto de vino blanco.

En su zona de origen se acompaña con un arroz blanco o bien risotto, al paso que en otras zonas del país se sirve con pasta y papas estofadas.

El nombre del platillo debe ver con que osso buco, que significa en italiano, “hueso hueco” y hace referencia al corte y de qué manera se presentan las piezas para prepararlas y comerlas.

Lo que le diferencia de otras carnes es que su cantidad de grasa es la precisa para conseguir una carne jugosa y sustanciosa.

 

Spaghettis a la carbonase

 

La carbonase es una de las pastas más representativas de la gastronomía italiana.

La receta original para la salsa carbonase contiene solamente queso pecorino, huevos, guanciale, pimienta y sal. Con el pasar de los años se le incorporó la nata y la panceta en cuadros, aceite de oliva y como opción alternativa, queso parmesano o bien manchego.

Una parte de la magia de esta comida es su contraste de sabores entre lo salobre y dulce.

Su preparación es fácil, mas lleva tiempo. Se sirve con más queso sobre la pasta y pimienta negra.

 

Grissinis

 

Los grissinis o bien grisnis son una suerte de palitos alargados a base de harina de trigo, que se enhornan hasta quedar bien dorados y restallantes.

Se comen como complemento de ensaladas, fiambre, queso y para untar; asimismo para probar salsas, cremas, antipastos y/o patés. Si eres algo audaz, puedes añadir mermeladas.

Otra forma de prepararlos es al añadir pedazos de tomates secos, queso curado, pimentón, cebolla, aceitunas negras o bien verdes, yerbas como el orégano y todo lo que estés deseando degustar en los palitos.

 

Fainá con carne y berenjena

 

Es una clase de pizza elaborada con harina a base de garbanzos que se cree es originaria de Génova. Se pronuncia “farinata”, si bien para el genovés es fainá.

La harina se mezcla con agua y se le añade aceite de oliva, sal y pimienta, quedando una pasta de una textura más líquida que la masa frecuente, afín a la de los crepes. Se agregan los ingredientes al gusto y se cocina al horno.

La fainá con carne y berenjena es una de las comidas habituales en Italia presente a veces singulares y en la cotidianidad de sus hogares.

 

Agnolotti

 

Se piensa que esta pasta rellena tiene su origen en la Edad Media. Con el pasar de los años se transformó en un plato habitual, sobre todo en el norte de italiana y por este motivo se les conoce como “agnolotti allá piemontese”.

Se le considera los “primos” de los raviolis y se distinguen por su forma cuadrada y pequeñez. Están rellenos con salsas de carnes de res o bien de cerdo o bien de una mezcla de salvia, mantequilla y queso parmesano.

En Italia se les considera agnolottis solo si están rellenos de carne, en caso contrario, van a ser solo raviolis.

Los ingredientes base siempre y en toda circunstancia van a ser la carne (al gusto), pequeños pedazos de col, queso parmesano, romero, ajo y la sal y pimienta al gusto.

Los agnolottis se sirven en días festivos como la Navidad y otras celebraciones.

 

Bucatini o bien spaghetti all’amatriciana

 

Esta receta nace en el pueblo montañoso de Amatrice, al norte de la ciudad de Roma, zona de Lacio.

Es una pasta fina con un agujero cubierto de la conocida salsa amatriciana, preparada con una base de guanciale (pedazos de moflete de cerdo) acompañados de tomate, aceite de oliva y queso pecorino rallado.

Diríase que el plato tiene raíces en una receta llamada, “gricia”, que por su parte nace del nombre que le dieron los romanos a los vendedores del pan de aquel entonces.

Desde el siglo XVIII empiezan a ser reconocidas las salsas de tomate en Italia, tras la llegada del fruto proveniente del Nuevo Planeta. Entonces brotó la amatriciana al incorporarle el tomate a la receta original de “gricia”.

Es en la ciudad de Roma donde se sirve sobre bucatinis, al tiempo que en el resto de las zonas es más popular hacer spaghettis o bien ñoquis.

Este plato tiene como variación alternar los bucatinis por otras pastas y substituir el guanciale por panceta, como es más conocido. Otra variación consiste en añadir cebolla como una parte de los ingredientes de la salsa.

 

La polenta

 

La polenta es italiana y antes que llegase el maíz a Europa tras el regreso de Cristóbal Colón desde América (siglo XVI), se preparaba a base de centeno, cebada o bien escanda.

Su preparación es bien simple mas demanda tiempo. Se requieren 3 porciones de agua a puntito de ebullición a la que se le añade sal y pimienta al gusto; entonces se le incorpora una porción de harina a base de maíz y se remueve hasta el momento en que espese.

Se retira del fuego tras compactar y se le añade manteca fundida, pedazos de queso fontina al gusto y ya, de esta forma va a estar lista para saborear. Se habitúa añadir alguna salsa y servir en los días fríos de invierno.

Es un plato que bien se puede comer solo o bien acompañado de pescados, hongos, estofado, mariscos, salames, verduras, tomate o bien queso. Es una comida muy polivalente, al punto de que se puede preparar una clase de pizzas.

La polenta viene desde los tiempos de Grecia, cuando se preparaba con cebada. Asimismo formó una parte de la dieta del pueblo romano donde se le conocía como pullenta.

En Italia y en dependencia de la zona se prepara un estilo de polenta.

 

Consejo final

 

Entre las peculiaridades más resaltantes de la comida italiana están su empeño por el empleo de comestibles y materias primas de primera calidad y frescos.

El empleo de comestibles de la dieta mediterránea y los menús en 4 tiempos, lo que es exactamente lo mismo que comer 4 cosas en una comida: entrada, primer plato, segundo plato y postre. Y el empleo destacado de verduras y frutas en sus recetas. Si te han gustado estas comidas italianas, puedes conocer más comidas leyendo esta comida china, comidas venezolanas y comidas peruanas.


Scroll al inicio