Cómo Hacer Salsa Blanca, Bechamel o Besamel

Cómo Hacer Salsa Blanca, Bechamel o Besamel ? ¡En 3 Pasos!



¡Hola Deliciosos! Ya estamos otra semana más en Rocio Cocina en Casa, esta vez con una receta de salsas deliciosa. Hoy voy hablar de cómo hacer salsa blanca también conocida como bechamel o besamel. Aunque la elaboración es super sencilla, sois muchos los que me habéis escrito en el blog preguntándome por ella, por esto hoy me he animado.



La salsa bechamel fué creada para los aristocráticos de la época hace ya más de trescientos años. Aunque mucha gente desconoce su elaboración, lo cierto es que tan solo se necesitan 3 ingredientes (aunque nuestra receta llevará alguno más para mejorarla).

Una de las múltiples aplicaciones de esta salsa de besamel es para las famosas croquetas Españolas, de las que tanto presumimos en la península ibérica, y que tanto comemos x allá como tapa.

Para no enrolarme mucho más y perder tiempo en cosas de menor importancia, vamos a adentrarnos de lleno en lo pantanoso de la receta, y os voy a explicar lo más indispensable antes de empezar a conocer cómo hacer esta salsa blanca ¿Qué es? ¡Los ingredientes!

 

 

Mi video Receta de Youtube

 

Cómo siempre os dejo mi video receta en Youtube. Espero que os guste mi forma de hacer la salsa blanca de bechamel. Si es así solo os pido un pequeño favor, suscribiros a mi canal pinchando aquí. Esto me permitirá seguir haciendo recetas cada semana:

 

 

Nombres de la salsa blanca

 

La bechamel se le conoce con varios nombres, entre los más famosos y reconocidos con besciamella (en italiano), besamel, besamela o salsa blanca es una salsa, más bien espesa, cuyo origen se le atribuye a la cocina francesa e italiana.

Salsa Bechamel

 

Ingredientes para la salsa blanca

 

Los ingredientes son muy sencillos, yo suelo añadir alguno más de los básicos para darle un sabor más especial. Sin duda está rica de muchas formas y maneras, y como digo siempre cada maestrillo tiene su librillo, por lo que si te apetece dejar en comentarios tu formula siéntente libre de comentarla:

  • Mantequilla
  • Leche
  • Harina de trigo
  • Nuez moscada
  • Sal
  • Pimienta

 

salsa besamel

 

Elaboración de la salsa de bechamel

 

Esta salsa blanca, en muchas ocasiones será la base para cremas, salsas o aperitivos. Por lo que tenerla muy a mano porque es probable que pronto volváis a necesitarla. Sin más rollo macabeo vamos con lo importante, los pasos para su elaboración:

  1. Pon a calentar a fuego medio la leche entera en una olla. No dejes que llegue a hervir ya que sino corremos el riesgo que la salsa se nos estropee.
  2. Pon otra olla a calentar a fuego bajo también. Añade la mantequilla hasta que se vuelva liquida.
  3. Añade la harina poco a poco sin dejar de remover.
  4. Mueve la harina con unas varillas de manera uniforme y constante.
  5. Cuando coja algo de color agrega la leche caliente que tenemos reservada.
  6. Pasa bien las varillas por el fondo constantemente para que no se queme la mezcla. Es posible que se pegue como una masa a la barilla. No te preocupes es normal, esto quiere decir que lo estas haciendo bien.
  7. Cuando al levantar las varillas se forme un hilo progresivo, como si estuviera al punto de letra, es que ya está ya lista nuestra salsa blanca de besamel o bechamel.
  8. Solo nos queda incorporar la sal, la pimienta y la nuez moscada y entremezclar.
  9. ¡Y listo deliciosos! Solo nos quedaría degustar este manjar de dioses.

 

Salsa Blanca

 

Truco Final

 

Como habrás visto en el vídeo no se forma ni un grumo en nuestra salsa de besamel. El truco como os dije antes está en remover constantemente y en echar la leche tibia, ni fria ni caliente. Eso ayuda a integrar bien todos lo ingredientes y no formen grupos. Si a priori puede parecer que sale algún grumo, no desesperes sigue dando con energía y verás cómo acaba yéndose.

Para el toque final de la salsa blanca no es obligatorio usar pimienta negra, si os gusta más la blanca adelante le da un toque muy especial también. O incluso podéis variar un día con una y otro con otra. En la variedad está el gusto.

No te pases reduciendo la bechamel, cuando pasa un tiempo se vuelve más espesa tenlo presente. Y si la guardas de un día para otro, ten en cuenta que al calentar tienes que echar un poco de leche para que no se seque y quede muy espesa.

Y poco más amigos, espero que os gustará este post sobre cómo hacer salsa blanca, bechamel o besamel y sobre todo que aprendierais un poco de mi manera de ver esta rica receta ¡Un besito y hasta la semana que viene!

⭐Puede interesante:

Ketchup Casero

Salsa Roquefort


Sin Comentarios

Escribe un Comentario