Enchiladas Potosinas

Enchiladas Potosinas Tradicionales ? Receta Fácil



¡Hola Deliciosos! México es un país con un amplio catálogo de comidas, todas con ingredientes, sabores, texturas y colores diversos; de hecho, fue reconocida en el año 2010, como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco ¿Grandioso verdad? Lo mejor de todo es que los tacos, el guacamole, las enchiladas potosinas, los nachos, las quesadillas, los tamales… ¡todos estos y más platos mexicanos pueden ser recreados! Es una receta casera super sencilla y rápida.



Hoy te contaré todo sobre las enchiladas potosinas, unas tortillas creadas con masa de maíz combinada con chiles anchos y guajillo. Estos se fríen  y se rellenan con queso fresco, cebolla, y cuando se sirven se les añade lechuga y crema. Te recomiendo esta receta tradicional de la cocina mexicana, sigue leyendo y ponla en práctica ya sea para una noche de snacks, un desayuno, un fin de semana de películas con amigos o simplemente para variar las meriendas de tu familia.

 

 

Variedades de las Enchiladas Mexicanas



La comida mexicana varía de región en región, sin embargo en lo que se refiere a las enchiladas, estas suelen llevar como condimento y toque de distinción el chile, igualmente se caracterizan por una preparación similar. A lo largo y ancho del país, encontrarás rellenos e ingredientes que identifican cada zona, aquí te cuento cada una de las variaciones de este plato que se incluye en la lista del Patrimonio Nacional del Sabor.

 

Enchilada Potosina

 

México es maíz, cilantro, chile, nopal, frijol, piloncillo y jitomate, pero también es salsas, tan variopintas, entre dulces, saladas, picantes y ácidas, que son imperdibles en cualquiera de sus tantos famosos platos.

Luego del mole y los famosos huevos enchilados, las enchiladas potosinas (que deben su nombre por prepararse en Potosí, México) o las enchiladas como tal, son un éxito en las mesas de todo México. De hecho según la localidad donde se preparen, también pueden llamarse: enchiladas sinaloenses, enchiladas zacatecanas, enchiladas baja californianas, entre muchas otras variedades.

  • Enchiladas hidrocálidas: Suelen servirse en Aguascalientes y consisten en tortillas fritas cubiertas de salsa de chile ancho y fritas, rellenas de queso y cebolla. Suelen servirse con nopales, papa, zanahorias en escabeche y un chile güero en vinagre.
  • Enchiladas bajacalifornianas: Este tipo de enchiladas se preparan con chiles anchos y serranos. Comúnmente se sirven en Baja California, al igual que las enchiladas con lomo de puerco.
  • Enchiladas mineras de la Capital: Estas enchiladas se sirven en Guanajuato y sus ingredientes principales son la tortilla, salsa, cebolla y rábano picados.
  • Enchiladas en salsa verde: Se sirven en Guerrero y se acompañan con rodajas de cebolla. También puedes encontrarlas con salsa roja.
  • Enchiladas michoacanas: Similares a las enchiladas placeras, aunque sin el relleno de queso. Estas enchiladas se sirven con abundante chile y se cubre con queso rallado. A diferencia de las enchiladas tradicionales de mole, su enchilado se realiza con una especie de salsa que varía según la región o el gusto por el picante. Otra variación son las enchiladas placeras de Morelia, las cuales llevan pollo frito, queso, zanahorias y papas.
  • Enchiladas Queretanas: Las enchiladas de Querétaro son bastantes sencillas pero muy sabrosas al gusto, ya que dentro de la tortilla se incluye papa, zanahoria, lechuga, pasta de chile, crema y abundante queso.
  • Enchiladas del suelo: Unas enchiladas que también resultan irresistibles para los paladares, cuya preparación suele ser habitual en Sinaloa desde unos unos 50 años. Su relleno incluye chorizo y queso ranchero por encima.
  • Enchiladas tultecas: Son muy comunes la localidad de Tula. Tienen la particularidad que la tortilla es de color roja, ya que se elabora con masa de maíz, chile de color o pasilla chile cascabel y especias. Su guiso incluye chorizo, cebolla, zanahoria, papa, tomate, queso lechuga y chiles envinagrados.
  • Enchiladas zacatecanas: Propias de Zacatecas, estas enchiladas te las recomiendo ya que su relleno resulta irresistible, lleva carne de cerdo deshebrada y mezclada con mole de chile poblano, por encima lleva queso gratinado.

 

Como ves, toda la vasta región mexicana posee diversidad de presentaciones de enchiladas, pero las que nos trae aquí son las enchiladas potosinas, cuyo sabor y preparación se ha arraigado en toda la zona, convirtiéndose en una de las presentaciones más preparadas.

 

¿Qué hay de las Enchiladas Potosinas?

 

Aunque ya te contaba que la enchiladas potosinas deben su nombre a la región donde se preparan (Potosí), lo cierto es que tienen su historia. Este plato típico de México surgió como un accidente de Doña Cristina Jalomo (1874 – 1973), quien vivía en la localidad de Soledad, rincón que en aquel entonces se encontraba alejado de la ciudad San Luis de Potosí, que hoy forma parte de la zona conurbada.

Doña Cristina Jalomo, un día como parte de su rutina de ama de casa, llevaba su masa de nixtamal al molino del pueblo, pues según cuenta la historia, por aquellos días todos usaban dicho artilugio de forma comunitaria dado que es una zona con numerosas siembras y resultaba útil para moler los chiles cascabel, propios de la zona. Doña Cristina usó el molino como de costumbre, el problema fue que lo habían dejado con partículas de chile y estas impregnaron la masa, dejándola con el color y el sabor característico.

Luego que lo preparó como de costumbre, la familia de Doña Cristina notó ese toque especial, lo que impulsó a que comenzarán a prepararlo para sus vecinos y amigos del pueblo, extendiéndose rápidamente a todo México.

Aunque te recomiendo probar las auténticas enchiladas potosinas si viajas a México y especialmente a Soledad o San Luis de Potosí, mientras tanto puedes degustar de este divino plato que seguramente amarás cuando lo pruebes ¡A mí me encantó!

 

Enchiladas Potosinas

 

Ingredientes de las Enchiladas Potosinas

 

Si deseas preparar las enchiladas potosinas, debo decirte de entrada que se divide en dos partes: el relleno y la masa.

 

Para el relleno

 

  • 8 o 10 tomatillos verdes sin cáscara (varía de acuerdo a las porciones)
  • ½ o 2 tazas de queso añejo fresco y desmoronado (si gustas lo puedes cortar en tiras finas).
  • 100 gr de queso chihuahua desmoronado (si gustas lo puedes cortar en tiras finas).
  • 1 taza de crema ácida.
  • Media taza de cebolla blanca finamente picada.
  • Chiles serranos al gusto.
  • 1 jitomate grande.
  • 1 rajita de canela.
  • 1/4 lechuga romana.
  • Cilantro (opcional).
  • Sal y pimienta al gusto.
  • 1 litro de agua caliente.
  • 1/2 taza de aceite comestible o 2 cucharadas de manteca o mantequilla.

 

Para la masa

 

  • 1 a 3 dientes de ajos enteros.
  • 500 gr o 1 kilo y medi.o de masa fresca de maíz (esto dependerá de las porciones que deseas servir)
  • 200 gr o 2 chiles anchos ligeramente asados, sin semillas y desvenados.
  • 1 chile guajillo, desvenado.
  • Sal al gusto.
  • Para freír: Aceite de maíz o Manteca de puerco.

 

Particularmente, los ingredientes son bastante simples, por tanto su preparación no será tan rigurosa, de hecho en poco tiempo las puedes preparar, según mis cálculos te puede tomar entre 25 minutos o una hora, todo dependerá de las variaciones, cantidades y acompañamientos que quieras realizarle al plato. Lo que si te sugiero es que midas las cantidades de acuerdo a las porciones que deseas servir y por supuesto, los invitados que tengas en casa.

 

¿Cómo se elaboran las enchiladas?

 

Cómo siempre os dejo paso a paso lo que tenéis que ir haciendo para que os queden unas ricas enchiladas. Cualquier pregunta hacérmela en comentarios:

  1. Para preparar la masa, te recomiendo que comiences asando los chiles con los tomatillos, luego remójalos para que ablanden durante 25 minutos en agua hirviendo. Cuélalos y estando blandos, muélelos o hazlos puré en un procesador de alimentos con la misma cantidad de agua caliente que usaste previamente. Agrega la canela y los ajos.
  2. Pon la masa de maíz en un bowl o recipiente y añade buena parte los chiles molidos (deja un poco para el relleno) con un toque de sal al gusto. Deberás amasar suavemente hasta que todos los ingredientes se fusionen y formen una masa homogénea. A continuación, cubre con una toalla húmeda y deja que repose por unos 20 minutos.
  3. Luego deberás tomar pequeñas porciones de masa y crear bolitas. En un prensador de tortillas, cubierto con plástico a ambos lados, deberás pasar cada bolita y aplastarlas de manera que se creen las tortillas. Seguidamente ponles un poco de queso en el centro de cada tortilla, dóblalas por la mitad y presiona los bordes para que se selle. Realiza este proceso con toda la masa.
  4. Toma cada tortilla y fríelas en aceite de maíz o manteca de puerco durante 2 o 3 minutos por cada lado. Algo muy importante es que debes evitar que se doren, deja que cocinen un poco, luego cuando adquieran algo de color sí las retiras y las sumerges en la salsa.
  5. Para el relleno, vierte aceite comestible, manteca o mantequilla en un recipiente o sartén pequeño, aquí debes poner la cebolla picadita y saltearla hasta que se dore. Retira del fuego y a continuación, mezcla con el queso, sal y pimienta al gusto. Añade una parte de los chiles molidos, los tomatillos finamente picados, mezcla y reserva; deja que espesa. Si gustas, a esta mezcla le puedes añadir cilantro.
  6. Cuando retires las tortillas casi cocidas, pon un poco de salsa por un lado. Deja entre 3 y 4 minutos friendo para que cuaje la salsa. Luego las retiras a un canasto o chiquihuite, tapa muy bien y déjalas que se suden.
  7. Según tus necesidades, una buena idea es que las prepares de una día para otro, eso sí, antes de servirlas fríelas nuevamente (pásalas por el sartén con al menos 1 cm de aceite) y déjalas escurrir sobre papel absorbente antes de proceder al emplatado. Si cuentas con un sartén mediano o grande, puedes poner a freír más de 2 enchiladas al mismo tiempo.
  8. Cuando vayas a servir, ya que estarán calientes cúbrelas con los quesos (pueden ser los que te recomendé, los que gustes o tengas disponibles) para que se derritan, ponle lechuga picada encima, un poco más de salsa y queso, incluso añade un poco de crema ácida.

 

 

¿Cuentas calorías tienen?

 

Si estas bajo algún tipo de régimen nutricional, esta es una receta que puedes preparar eventualmente, quizá cuando tengas permitido algún antojo o cheat meal (comida trampa). A continuación te mostramos su tabla nutricional promedio, la cual puede variar según las cantidades con las que trabajaste. Yo en lo particular las preparé para una dieta de 2.000 calorías, de allí puedes tener la base para que saques tu cálculo.

  • Calorías: 579 kcal
  • Colesterol: 51.8 mg
  • Carbohidratos: 71.1 g
  • Grasas: 25.3 g
  • Proteínas: 20.6      g
  • Azúcares: 5.6 g
  • Fibra dietética: 4.5 g

 

¿Con que puedes acompañarlas?

 

Este tipo de quesadillas rojas, por su característico sabor picante, son perfectas para comer con frijoles refritos, cebolla picada, guacamole y cueritos. Incluso hay quienes usan un plato grande y añaden todos estos complementos a un lado, lo que convierte en toda una experiencia el comer las enchiladas potosinas.

Un toque fantástico si quieres una noche temática, puede ser acompañar con algunos shots de mezcal o de tequila, así como algunos cocteles que incluyan esta icónica y popular bebida mexicana como por ejemplo: Margaritas, que combina tequila, limón y triple seco.  Otras buenas opciones son:

  • Michelada: Originalmente, mezclaba cerveza, limón y sal en una copa «chabela» comúnmente escarchada. Actualmente, incluye salsas clásicas como inglesa, jugo sazonador y alguna salsa picante, por lo general Tabasco. A la bebida se le suman jugos o ingredientes como piña, tamarindo, mango o incluso camarones.
  • Vampiro: Es un coctel que fusiona tequila, sangrita, especias y refresco de toronja.
  • Paloma: Este coctel incluye tequila, refresco de toronja, limón y sal.
  • Clamato con cerveza o clamato preparado: A pesar que el Clamato es una bebida canadiense, en México se ha hecho popular por su sabor a jitomate, ingrediente que lo hace ideal para cocteles con salsas, cerveza y hasta mariscos.

 

Por este tipo de comidas fantásticas, llenas de matices y sabores picantes es que México se ha convertido en un destino turístico y gastronómico fascinante, tanto para nativos como para extranjeros. Las propuestas de las mesas mexicanas son realmente amplias, prepara tu estómago y degusta sus sabores, mientras llega tu viaje, prepara estas enchiladas, ¡sé que las amarás!

 

Conclusión final

 

Y poco más amigos, espero que estas ricas enchiladas potosinas os alegren el día y os queden deliciosas. Cualquier pregunta podéis dejármela en comentarios y os responderé en el día. Un besito y hasta la semana que viene.

Puede interesarte:

⭐Tacos Dorados de Pollo

Enchiladas Mineras

⭐ Carne Molida con Papas

Tortitas o Tortas de Papa con Queso

⭐ Pan para Pastel de Elote

Sin Comentarios

Escribe un Comentario